Los exámenes de Radioaficionado

Imagen de EB1HBK
Radio: 
Español
Los exámenes.
Hubo un tiempo en el que pensaba que el objetivo de un radioaficionado era ser EchoAlfa. Era lo que repetían una y otra vez todos a mi alrededor, asi que acabe creyéndolo. Tras una etapa fructífera en Banda Ciudadana, de la cual aun hoy en dia conservo vigente la licencia, me examine para operador de clase B. Prácticamente todo el mundo lo hacía asi.

Después y siguiendo la corriente me examiné para operador de clase C, pero nunca llegué a formalizar la licencia. Nunca lo necesité. De modo que en todos estos años he desarrollado la radioafición exclusivamente como EchoBravo. Por aquel entonces debíamos examinarnos también de telegrafía para la clase C, y aunque la prueba de recepcion me resultó sorprendentemente fácil, la verdad es que me temblaban las piernas. De hecho la prueba de transmision creo que la superé mas por el temblor de mi mano que por la habilidad de mi pulso. Lo recuerdo como si hubiese sucedido ayer.

He realizado muchos, pero muchos, exámenes hasta el día de hoy y de esta experiencia algo he sacado en claro. Un examen es solo eso, un examen. Y el resultado de un examen solo es eso, un resultado. El resultado de un examen no dice nada acerca de nuestra calidad como radioaficionados, ni evalúa de manera justa y adecuada nuestros conocimientos, ni siquiera certifica que lo hayamos estudiado y entendido todo. Y por supuesto nada dice acerca de si somos mas tontos o mas listos. Podemos tener un mal día, podemos habernos confundido, podemos no estar preparados o no haber estudiado o podemos incluso haber copiado muy bien. El resultado del examen nada aclara acerca de estas cuestiones, pero el examen sigue estando ahi, y es un trámite que hay que superar.

Me pregunto cuantos de nosotros, de TODOS nosotros, saldríamos airosos a día de hoy del examen de radioaficionado. ¿Cuantos serían declarados aptos?... y aquellos que resultasen "no aptos" ¿que medidas deberían tomar? ¿resultaría honesto devolver el diploma o la licencia?.

Recurrir al resultado de un examen para valorar la capacidad de un aspirante, o de un radioaficionado, no me parece bien. Es mas, me parece injusto. En la actualidad opino que el objetivo de un radioaficionado no es poseer un papel que ponga esto o aquello, y que a menudo nada significa. No, el objetivo es mucho mas ambicioso y consiste tan solo en ser radioficionado, y eso no se consigue con un papel.

Viendo los resultados del examen de Noviembre que han aparecido publicados en la página de Ministerio, en los que poco mas de la mitad de los presentados han resultado aptos, y parte ya venía de un examen anterior, cada uno de nosotros puede extraer sus conclusiones. Yo por mi parte me limitare a dar ánimos a los que no han pasado el examen, por que tan solo es eso, un examen. Ser radioaficionado es bonito, pero es difícil, y hay que prepararse para ello. No solo para pasar el examen, sino para crecer como persona. La próxima ocasión seguro les saldrá mejor, por que cuando ponemos en algo nuestro entusiasmo y nuestro mejor empeño, lo difícil es hacerlo mal.

J.Moldes -EB1HBK-

Añadir nuevo comentario